Publicidad

Conjunto Collar y Pulsera Coral y Turquesa


Aprovéchate de las propiedades de los minerales con este original collar de Coral Rojo y Turquesa . Entrepiezas y cierre en plata. Único

Largo collar 50 cm.   Peso: 80 g.

Todos nuestros minerales son auténticos, no han sido realizados artificialmente. Único

Más detalles


65,00 € IVA incluido

(53,72 € IVA no incluido)

Disponibilidad inmediata

1 producto en stock


CORAL

"Símbolo de Vitalidad"

Se forma en aguas tropicales a partir de la fosilización de pequeños organismos. Fue altamente venerado por los tibetanos y los indios americanos como símbolo de vitalidad.

El coral no es una piedra, sino el remanente cálcico de una criatura de mar. Crece en el fondo del mar rocoso, con poca sedimentación y en ambientes comúnmente oscuros. Se puede encontrar en el Mediterráneo, en el Atlántico cerca del Estrecho de Gibraltar y en las islas de Cabo Verde. También se puede encontrar en cercanías de Japón y Taiwán. Posee una fuerza suave que es de gran ayuda para desbloquear las emociones estancadas. Simboliza la sangre que es la vida, el árbol, el cosmos y el mar.

Tiene la capacidad de preservar a sus portadores de sufrir daños, por este motivo los romanos colgaban un pequeño coral rojo del cuello de los niños, costumbre que se mantuvo hasta la Edad Media.

Actualmente se considera que el coral, además de proteger a su portador de vibraciones negativas, influye en la temperatura del cuerpo gracias a una mejor circulación de la sangre.

Cura anemias, problemas circulatorios, menstruales, mal nutrición e infertilidad.

El coral rojo es el más apreciado, se suele tallar y moldear para hacer cuentas, su uso data desde la Edad de Piedra.

Según vestigios encontrados fue usado por los Olmecas, Mayas y Aztecas, en sus ornamentos".

Entre los colores en que se presenta el coral están: rojos, naranjas, blancos, azules, negros, dorados y rosados.

TURQUESA

La mejor ayuda que te aporta es la superación del pasado. Es un cristal ideal para sanar todas esas viejas heridas del pasado que no somos capaces de olvidar o dejar atrás. Cuando nuestro pasado está demasiado presente en nuestra vida, realmente no vivimos.

Con estos cristales podrás ver el presente y el futuro con mayor optimismo, arrancando de raíz todo aquello que te ata a lo que ya sucedió.

Son unos cristales que nos pueden ayudar a profundizar en nuestras emociones, para serenarlas y elevarlas. Nos permite explorar el amor universal y abrir nuestra mente a nuevas perspectivas. Además nos puede ayudar a superar el karma.

Por lo tanto este cristal se puede utilizar para cualquier tipo de meditación, pero especialmente aquellas relacionadas con el amor y la sanación del pasado

PROPIEDADES:

Protege contra el mal. Depresión. Agotamiento. Ataques de pánico. Virus. Ojos. Cataratas. Acidez Gota. Reuma. Estómago. Antiflamatoria. Desintoxicante. Calambres. Dolor. Equilibrador emocional. Sistema respiratorio: laringe, bronquios, pulmones, amigdalitis, afonía, tos ferina, bronquitis. . Fortalece cuerpo físico. Circulación. Herpes. Calma la mente racional. Favorece la expresión creativa y la comunicación. Induce sentimientos de amistad y de lealtad. Disuelve la actitud de mártir. Absorbe sentimientos negativos combinado con el cuarzo ahumado les expulsa hacia el exterior.

Chakras: 3º, 5º y 6º

 

Cesta  

(vacío)